El Poder De La Oración

El poder de la oración nos salva de muchos eventos que pudieran ser negativos para nuestras vidas

En este artículo vamos a entregarte una explicación adaptada a los tiempos actuales con los adelantos tecnológicos, en revelación de Dios, cómo nos otorga el poder de la oración para poder ocupar en nuestras vidas una manera eficiente y con respuesta segura de parte de Jesucristo Dios hijo, Dios Padre y Dios Espíritu Santo.

Quiero informar que lo que vas encontrar en este artículo no es algo cotidiano o natural, y pudiera salir de tu propio concepto que tienes sobre la Sanidad divina de Dios en nuestras vidas, lo único que te pido es respeto, estudio alterno a lo que vas a leer, y apoyarte por la Santa Biblia, si encuentras errores de acuerdo a las escrituras, de favor me lo hagas saber para hacer las correcciones convenientes.

Hace ya algunas décadas pasando por una situación complicada por el uso de la computación(obtuve problemas familiares muy difíciles), pero ahora lo analizo, y se que me ocurrió un plan perfecto de Dios, preparado, para entregarte a conocer el poder de la oración sobre todo para los que aún no creen del todo o desconocen de las escrituras divinas, o tal vez porque el concepto está más cerca a la ciencia moderna que a la probabilidad de la existencia de un Dios poderoso ilustrado textualmente en la Santa Biblia.

Año 1995: en este año me cacé y tuvimos un hermoso hijo en el 1996, el cual amo actualmente con todo mi corazón, este mismo año me bauticé en el Espíritu santo, una congregación Ex-Católica ya que se convirtió al Cristianismo en el 1979 (yo ya era integrante Católico)y nos quedamos en la Iglesia los que quisimos, de acuerdo a una votación y elección sometida por el Ex-Sacerdote dirigente de la Iglesia, él Ex-Sacerdote respetó nuestros votos sobre quedarnos o salirnos, los que tomamos esta decisión de permanecer, ganamos la gran bendición de aprender en una alta escuela de enseñanzas Bíblicas sin un sólo costo de pesos para nuestras enseñanzas, los diezmos son y siempre han sido voluntarios y no se imponen obligatorios, los que diezmamos desde estas épocas los hicimos siempre de corazón y con fe al avance espiritual del movimiento e ímpetu que tomaba la congregación nueva en el Cristianismo.

Año 1997: mi mente daba vueltas en tratar de encontrar respuestas sobre la evolución del cerebro humano, yo estaba ya muy entregado a oraciones y pensamientos espirituales aunque no conocía muy bien las respuestas y el plan de Jesucristo, yo seguía en enseñanzas Bíblicas continuas. Comencé a realizar investigaciones en la Internet sobre «Brain Evolution», y comencé a encontrar respuestas pero no podía encontrar lo que realmente Dios me quería tratar de dar a explicar.

Año 1999: Este año me bauticé en las aguas, después de dos años de buscar respuestas, por supuesto que fui encontrando muchas, por medio de la oración, de cantar en la congregación, de cursos y de enseñanzas Bíblicas, y la Internet me mostraba una serie de personalidades que desde la edad de entre los 30 a los 45 años ya tenían literaturas y libros completos escritos en números impresionantes de ediciones. No podía dar crédito de cómo a tan temprana edad ellos podían escribir tanto y tener tan variados temas, Historia, Física, Biología, artes, etc, muchos temas más por autor.

Casi a finales de este año, un periodista y comentarista en radio red habló desde muy temprano sobre el descubrimiento de dos científicos Franceses, hicieron acelerar un haz de luz, en este experimento el haz de luz al momento que rebasó su velocidad, descubrieron que antes de llegar a un punto que terminaba en forma de espejo, este se reflejaba antes de llegar, deduciendo que viajó al pasado, el comentarista agregó: «me parece casi imposible, si estos dos científicos logran fabricar una nave espacial que logre viajar en el tiempo y vaya al pasado, por el problema de la paradoja del abuelo», esta paradoja lo que trata de explicar es la imposibilidad de realizar viajes en el tiempo ya que si por error esta nave aterriza de golpe y arriba de la casa de su abuelo y lo mata, la historia ya no podría continuar y el piloto dejaría de existir en ese instante.

Ahora, la ciencia nos explica que esto es posible, de acuerdo a la teoría cuántica, es posible viajar en el tiempo y aunque mates al abuelo es por que estás en una dimensión alterna donde el abuelo muere en el pasado, pero en la dimensión paralela de nuestra realidad o punto de partida el abuelo vive, es como si la muerte no existiera y todo fuera cuestión de imágenes. ¿Será o podría ser parte de un razonamiento por el cuál Dios no desea que rindamos culto a las imágenes? La imagen puede desaparecer a todo lo que parece visible pero lo invisible y no estudiado ni revelado por los hombres, no sabemos que le ocurre, como en el caso de lo que mueve la materia de nuestros cuerpos.

En el momento que escuché la historia completa de el comentarista, me brinco una chispa instantánea en mi mente, de acuerdo a un libro que el ex sacerdote de la congregación que escribió, Sanidad Divina, la cual si hacemos una comparación nos ilustra como la velocidad o un impulso directamente proporcional aplicada a un cuerpo nos hace lograr entrar a un lugar universal, divino, santo y de sanidad o vida eterna.

Dice así exactamente en su libro página 20: «…Espíritu Santo, concédeme que impulsado por ti y en unión con Cristo, yo pueda entrar al lugar santísimo, y a la comunión con el Padre celestial».

Si te apasionan los temas matemáticos y sus explicaciones divinas, también te podría interesar leer: Zona Eterna – Jóvenes Renovados

De este conocimiento que me marcó históricamente, me vino a mi mente otra revelación más de parte de Dios la cual nos demuestra la veracidad de la posibilidad de los viajes en el tiempo para de esta manera lograr sanar, mente y cuerpo. El físico Albert Einstein ya lo tenía revelado en su fórmula: E=mc2, si logras ver en su fórmula se encuentra la trinidad, donde la parte Universal, Dios o el lugar santo es representado por la E = energía, la m significado de la masa o un cuerpo está integrada al poder de Jesucristo y directamente y proporcional es afectado por la velocidad de la luz al cuadrado c2=Espíritu Santo, de esta manera se logra impulsar un cuerpo para lograr la energía, curioso pero se me reveló de esta forma.

Lo único que ahora podríamos saber que viaja a velocidades más rápidas que la luz es el pensamiento, el cual, encendido en forma de oración elevada para solicitar permisos a Dios padre de que nos permita entrar a su lugar santo y poder hacer peticiones de salud y sanidad, estar en comunión, comunicarnos con Él.

De esta manera podemos deducir que orar no es solo repetir lo mismo, es una manera de hablar con Jesucristo para que nuestro pensamiento elevado a Él pueda ser impulsado en forma de partículas de luz y si Dios permite el paso en reconocimiento a la petición, la sanidad es muy probable que se transforme y llegue a nuestros cuerpos de regreso. Esta es la respuesta más cercana al funcionamiento de Dios en nuestras vidas mediante la oración correcta, a través de Jesucristo su Hijo para llegar al Padre impulsado por el poder del Espíritu Santo.

La correlación de esta fórmula no es ni coincidencia ni casualidad, es una revelación a los seres humanos para llegar a Dios convertidos en sus hijos, el Padre siempre nos escuchará siendo sus hijos. Albert Einstein tenía la receta perfecta para cambiar a la humanidad en rumbo tiempo y espacio, revelado a él mismo por medio de Dios.

Por esta razón, no me preocupa ya nada, el único que tiene el control de todas las cosas y de todos los eventos, es Dios, aunque creamos tener poderes extrasensoriales, no podrá llegar la iluminación precisa, si no eres un verdadero ser de Luz espiritualmente hecho hijo de Dios, aceptando a Jesucristo en tu corazón como su verdadero Hijo.

¿Y tú, ya aceptaste a Jesucristo en tu corazón?

Si aún no has hecho esta petición, hazlo antes de que pueda ser tarde. Gracias por leer.

https://www.youtube.com/watch?v=kYqlLe6FSoM&index=6&list=PLiyhHiH40iuXiQbN-7wVh3M8kgrjVjPDS

autor: Rubén Ramírez.

Tu trabajo no es en vano

Relato de una mujer cristiana que supo que nunca su trabajo fue en vano

María siempre fue una mujer bendecida con seis hijos, aunque su esposo murió cuando eran pequeños, ella fue una creyente fiel y confiaba en Dios en todo.

Ella conoció a su esposo cuando era muy joven y él primero creyó en Cristo, introduciéndole a la fe cristiana. Abrazó a Cristo con todo su corazón y pasaron muchos años juntos orando por su futuro matrimonio y los futuros hijos. De hecho, pasaron muchos años orando, ayunando haciendo declaraciones proféticas sobre sus hijos. Cuando su esposo murió a una edad tan temprana, estaba completamente devastada, se preguntó si Dios no había escuchado sus oraciones acerca de cómo planeaban vivir sus vidas y estar juntos para siempre. Lo que le causó mayor consternación fue que ninguno de sus seis hijos estaba vagamente interesados en las cosas de Dios, a pesar de todos sus esfuerzos, sus oraciones, su ayuno, su enseñanza y su amor.

Cuando Jesús dijo a los judíos que destruiría el templo y lo reconstruiría en tres días (Juan 2:19), ni los judíos ni sus discípulos entendieron el significado o la implicación de su declaración. Se refería a su resurrección y cómo después de ser crucificado y enterrado, resucitaría al tercer día.

Durante tres años, esta declaración que Jesús hizo no significó nada para los discípulos. Era solo una mera expresión que Jesús había hecho al ser confrontado por los judíos. Sus discípulos no comprendieron ni entendieron las palabras de Jesús hasta el momento señalado. Ef. 1: 8 dice que debemos orar para que nuestras mentes estén iluminadas. Fue solo cuando sus mentes se iluminaron a la verdad que pudieron entender la plena relevancia de la profunda declaración de Jesucristo. «Destruye este templo, y lo levantaré de nuevo en tres días». A medida que la realidad de su resurrección cayó en la cuenta de ellos, se confirmó que toda palabra viviente que procedía de la boca de su maestro y salvador Jesucristo, era verdadera.

¿No es reconfortante saber que el centavo finalmente les cayó, a pesar de que les tomó tres años?

Puede tomar un período más corto o más largo para su ser querido por el que ha estado orando, para que sea converso y adapte su vida a los pensamientos y entendimientos Bíblicos. Es posible que haya ayunado y orado sin cesar por sus hijos, esposo, esposa, relaciones, colegas o amigos para que entreguen sus vidas a Jesucristo, ¡nunca se den por vencidos! No has trabajado en vano.

Después de estos años, María vio a sus seis hijos nacer de nuevo y servir a Dios con un corazón renovado y con firmeza. Ella nunca perdió la esperanza, nunca dejó de creer y siempre tuvo fe, que Dios no solo escuchaba, sino que también contestaba sus oraciones. Todos los libros, cintas y CD que has repartido a causa del evangelio no son un trabajo en vano. Cada palabra que ha salido de tu boca para animar a un ser querido a renovar sus corazones y mentes no ha sido un trabajo en vano. Tus días de ayuno y oración no han sido en vano. Todos estos han surgido como un memorial ante Dios y tus peticiones están ante él todos los días. De hecho, «el que vigila a Israel no adormecerá ni dormirá» (Salmo 121: 4).

Sigue luchando la buena batalla de la fe. Sigue haciendo la obra de Dios con fidelidad y sencillez de corazón, sabiendo que lo que hagas en secreto será recompensado abiertamente (Mateo 6: 6). Continúa criando y entrenando a esos niños en el camino de la justicia, sigue compartiendo esos mensajes, sigue predicando y hablándole al mundo acerca de Jesucristo, continúa invitando a tus amigos y seres queridos a la comunión e iglesia. El buen Señor está de tu lado.

Sigue confiando en Dios. Cada palabra que has hablado acerca de tus seres queridos es Sí y Amén. No hay nada imposible con Dios (Lucas 1:37).

Te recomendamos que siempre sigas confiando en Dios, el jamás te defraudará.

Faro del mundo a la salvación

Jesucristo – el faro del mundo a la salvación

¿Qué quiso decir Jesús cuando dijo que Él era la luz del mundo? ¿Son los creyentes la luz del mundo también? La primera analogía que me viene a la mente es el faro. El faro es la metáfora perfecta para describir la vida cristiana. El faro es una torre alta construida sobre una base sólida con un haz de luz que ayuda en la navegación de los barcos a la costa o la desembocadura del puerto. El mismo propósito en la construcción de un faro está en estrecha comparación con el propósito de la vida del creyente a través de Jesucristo.

El faro es una torre alta que generalmente se construye en una isla o acantilado. Se construyen cerca del mar; pero, colocado sobre una base sólida sobre el nivel del mar. El faro se utiliza como refugio para los barcos perdidos con fines de orientación y seguridad. Los atributos del faro son similares a la esperanza que tenemos en nuestro Salvador. Jesucristo vino como refugio a un mundo moribundo y enfermo de pecado. Recibimos la salvación invocando el nombre de Jesucristo. Este es el único nombre en el que cualquier persona puede ser salvada de una muerte eterna. Su mismo nombre es una torre fuerte porque los justos siempre pueden descansar en la seguridad de su amor y fortaleza (Salmo 61: 3). Tenemos que mantener nuestros ojos por encima de nuestras circunstancias y mantenernos enfocados en nuestra fe en Él. Nuestro Dios es verdad. Él es nuestra roca que es incapaz de cambiar. Tenemos una base sólida en Dios a través de Jesucristo que nos da la seguridad de la vida eterna (1 Juan 5: 11-12).

El faro tiene un rayo de luz principal que gira sobre el agua en un patrón único que permite a los barcos concentrarse en su destino y evitar peligros cerca de la costa. Jesucristo es la luz del mundo. Una vez que lo aceptamos como Señor y Salvador en nuestras vidas, tenemos esa misma «luz» dentro de nosotros. Hemos sido santificados o apartados para sus buenas obras en un mundo perdido. Debido a la «luz» que está ahora en nosotros, nos hemos convertido en un pueblo peculiar (1 Pedro 2: 9). Nuestro patrón de vida debe basarse en la vida que Jesucristo ejemplificó cuando vivió en la Tierra. Debemos vivir nuestras vidas de tal manera que el incrédulo sea atraído a la «luz» en nosotros y busque la salvación a través de Jesucristo. Cuando permitimos que nuestra luz brille, ayuda a otros a tropezar continuamente en la oscuridad de este mundo. Nuestras vidas deben iluminar la esperanza eterna que tenemos al servir a un Dios amoroso y disuadir a un mundo moribundo del peligro de estar eternamente separado de Él.

El faro está en funcionamiento las veinticuatro horas del día y los siete días de la semana. Es importante que la operación constante sea una luz de guía para los barcos que salen del mar. Es imperativo que los barcos tengan una guía constante hacia la costa y que sean capaces de evitar los peligros cerca de la desembocadura del puerto. Jesucristo es nuestra luz guía. Él ilumina el camino hacia nuestro Padre celestial y nos ha dado esa misma «luz» para brillar ante la humanidad. En todo lo que hacemos; Como nuestro discurso, acciones y circunstancias, debemos dejar que las buenas obras de Jesucristo se iluminen a través de nuestras vidas a las tinieblas de este mundo. Jesús es la luz de este mundo; y como sus discípulos, somos también la luz del mundo. Siempre debemos ejemplificar la «luz» heredada a través de Jesucristo. El Señor es la luz de nuestra salvación y es el único escape del mundo de las tinieblas eternas y el camino a nuestro Padre celestial (Salmo 27: 1).

La Historia de Santa Claus o Papá Noel

El Santa Claus que conocemos hoy es un personaje que viene desde el polo norte, regordete de barba blanca, de traje rojo y guantes blancos, de grueso cinturón y botas de color negro y que camina con un saco lleno de juguetes que repartirá a todos los niños buenos del mundo viajando por los aires en la noche de navidad sobre un trineo tirado por renos llamados: Cometa, Trueno, Relámpago, Bromista, Cupido, Alegre, Bailarín, Acróbata y Rudolph.

Hay algunos que piensan que este personaje pertenece a la gran imaginación de alguien, y en parte si, sin embargo, Santa Claus o Papa Noel como es conocido también, realmente si existió y aunque su verdadera historia dista de la imagen que hoy tenemos de él, en esencia es el mismo ser que en algún lugar de la historia de mundo quiso entregar amor y alegría al prójimo en los días de navidad.

Su verdadero nombre fue Nicolás de Bari y nació en el siglo IV en Pátara, distrito de la ciudad de Lycia en ese momento colonia de los griegos y luego del imperio Romano de Oriente, hoy en día Turquía. Sus padres fueron ricos comerciantes, hay relatos que cuentan que Nicolás no lactaba los miércoles ni los viernes pues que significaban días de ayuno para la iglesia cristiana oriental.

Cuando niño sorprendió a sus padres al decirles “sería un pecado no repartir mucho, siendo que Dios nos ha dado tanto”. Una peste en la ciudad desalojó a los habitantes donde vivía Nicolás, que siendo joven perdió a sus padres quienes se contagiaron por ayudar a los enfermos, lo que lo encaminó su caridad y devoción por los demás.

Otra acción de Nicolás que demostró el espíritu generoso de su ser es el siguiente relato. Un hombre que tenía tres hijas no las pudo casar por falta de dote y decidió entonces entregarlas a la prostitución pues ya no tenía como alimentarlas, Nicolás tomo conocimiento del hecho. Una noche dejó una bolsa con monedas de oro en la chimenea de la casa del hombre para poder casar a una hija, en los siguiente días dejó otra bolsa similar para poder casar a la otra hija, cuando depositaba la tercera bolsa para que se case la tercera hija el padre de estas sorprendió a Nicolás y le agradeció con lagrimas aquella acción generosa.

Luego de esto Nicolás repartió su riqueza entre los pobres y se fue hacia Myra para ser sacerdote. Tiempo después tras la muerte de su tío también llamado Nicolás obispo de Myra, el cabildo no lograba ponerse de acuerdo sobre el sucesor, y deciden que sea la providencia la que elija, el primer sacerdote que entre en el templo será el próximo obispo. La sorpresa de Nicolás fue verse nombrado obispo nada más entrar por la puerta del templo.

Participó en el Concilio de Nicea, condenando las doctrinas de Arrio, quien se negaba a admitir el dogma de la divinidad de Cristo. Para combatir los errores, utilizaba una dulzura exquisita, logrando grandes y sinceras conversiones, a pesar de su discreto talento especulativo y orador que tanto gusta a los orientales. Sin embargo, cuando se trataba de proteger a los más débiles de los poderosos, San Nicolás, a pesar de su avanzada edad, actuaba con gran arrojo y vigor.

Su relación con los niños nace de una historia que indica que un criminal acuchilló a varios niños, entonces el santo rezó por ellos y obtuvo su curación casi inmediata. Pero además, Nicolás tenía especial inclinación por ayudar a los niños.

Uno de los milagros más sorprendente es el de haber resucitado por su intercesión a tres niños que habían caído de un árbol y muerto al instante. También se le atribuye el milagro de los tres niños sacrificados para dar de comer a los clientes de un hostelero, siendo devueltos a la vida por intercesión del santo. Motivo por el cual se le representa con tres niños a su lado, en una cubeta.

A pesar de ser anciano, seguía viajando, evangelizando y entregando juguetes a los niños para recordar a todos que en Navidad recibimos el mejor de los regalos a través de Cristo, la esperanza de la Salvación Eterna.