¿Fiesta en salón de eventos o en casa?

El mejor cumpleaños de los niños

En la vida de cada padre llega un momento en el que tienen que planear una fiesta de cumpleaños fascinante para sus pequeños. Muchos padres encuentran esto como una oportunidad para disfrutar de la infancia de sus hijos y los recuerdos asociados con ella, mientras que a muchos les resulta desalentador ya que no están realmente seguros de cómo planificarla.

Cuando se trata de organizar una fiesta de cumpleaños, hay muchas preguntas en la mente. Como si la fiesta debería ser en casa o en algún lugar donde se cuiden todas las cosas. La lista de invitados debe incluir solo amigos cercanos o toda la clase. Si debes ir por un pastel personalizado o comprar uno ya hecho. Con todas estas preguntas en mente, estoy seguro de que planear una fiesta de cumpleaños se puede convertir en un trabajo bastante estresante.

El salón de fiestas infantiles El mundo de Valentina ofrece muy buenas opciones para planear una fiesta con atracciones y juegos para los niños. La mejor manera de organizar una fiesta de cumpleaños perfecta para tu hijo es planificarla antes de tiempo. Aquí hay algunos puntos principales en los que deberías pensar.

Lugar de encuentro

Aparentemente el lugar más barato que encontrarás es tu propia casa, que hay después de una fiesta: arreglos, que hacer del hogar y algunos desperfectos. Además si hay muchos muebles en la casa y menos espacio para una gran reunión, entonces deberías optar por organizar el cumpleaños en un salón de eventos y fiestas infantiles.

Si alquilas un salón para la fiesta de cumpleaños, siempre toma en cuenta que debe tener un rincón privado para sentarse con algunos libros para colorear y juegos para jugar, porque siempre encontrarás uno de los dos niños a quienes les gustaría sentarse solos y también jugar.

Lista de invitados

Aunque habrá mucha presión sobre ti por parte de tus hijos para invitar a toda la clase, pero créanme, cuanto más grande, mejor no es lo correcto. Incluso el artista con más experiencia tendrá dificultades para manejar a muchos huéspedes. Así que es mejor sentarse con tu hijo y hacer la lista de sus amigos y familiares especiales para la fiesta de cumpleaños.

Tarjetas de invitación

Hay dos opciones para las tarjetas de invitación: primero, puedes comprar tarjetas personalizadas o, si tienes mucho tiempo, puedes hacer tus tarjetas de cumpleaños personalizadas. Puedes encontrar muchas ideas en Internet con respecto a las tarjetas de invitación de cumpleaños.

Menú De Fiesta Y Decoraciones

Selecciona un tema para la fiesta de cumpleaños de tu pequeño. La gran ventaja de fiestas temáticas es que en El Mundo de Valentina cumplirán tus deseos sin que lo tengas que pensar mucho, ellos te podrán aportar ideas o las pueden hacer en conjunto con tus hijos, esto será genial.

Cuando se trata del menú de la fiesta, mantenlo pequeño y simple, muchos niños se llenan después de comer un pedazo de pizza y pastel. Así que es mejor que guardes pequeños bocadillos como mini pizzas, sándwiches pequeños, galletas, frituras de plátano, etc. También trata de comprar un pastel de tamaño mediano o de acuerdo al número de participantes del evento, porque muchos padres compran un pastel muy grande y luego se quedan con más de la mitad.

Entretenimiento

Cuando se trata de animador@s de cumpleaños, solo puedo pensar en contratar ayuda profesional. Un animador profesional de cumpleaños presentará diferentes tipos de entretenimiento para mantener a los niños felices y comprometidos como un espectáculo de magia o un espectáculo de títeres. En El Mundo de Valentina, presentarán diferentes ideas geniales de juegos que mantendrán la fiesta animada y a los niños felices.

Así que aquí te mostramos las cosas más importantes que debes tener en cuenta al planificar una fiesta de cumpleaños para tus pequeños. Espero que esta lista te haya ayudado.

El Mundo de Valentina con 3 sucursales, pregunta en una llamada telefónica, o visita su sitio web, para saber si está cerca de tus intereses.

La Historia de Santa Claus o Papá Noel

El Santa Claus que conocemos hoy es un personaje que viene desde el polo norte, regordete de barba blanca, de traje rojo y guantes blancos, de grueso cinturón y botas de color negro y que camina con un saco lleno de juguetes que repartirá a todos los niños buenos del mundo viajando por los aires en la noche de navidad sobre un trineo tirado por renos llamados: Cometa, Trueno, Relámpago, Bromista, Cupido, Alegre, Bailarín, Acróbata y Rudolph.

Hay algunos que piensan que este personaje pertenece a la gran imaginación de alguien, y en parte si, sin embargo, Santa Claus o Papa Noel como es conocido también, realmente si existió y aunque su verdadera historia dista de la imagen que hoy tenemos de él, en esencia es el mismo ser que en algún lugar de la historia de mundo quiso entregar amor y alegría al prójimo en los días de navidad.

Su verdadero nombre fue Nicolás de Bari y nació en el siglo IV en Pátara, distrito de la ciudad de Lycia en ese momento colonia de los griegos y luego del imperio Romano de Oriente, hoy en día Turquía. Sus padres fueron ricos comerciantes, hay relatos que cuentan que Nicolás no lactaba los miércoles ni los viernes pues que significaban días de ayuno para la iglesia cristiana oriental.

Cuando niño sorprendió a sus padres al decirles “sería un pecado no repartir mucho, siendo que Dios nos ha dado tanto”. Una peste en la ciudad desalojó a los habitantes donde vivía Nicolás, que siendo joven perdió a sus padres quienes se contagiaron por ayudar a los enfermos, lo que lo encaminó su caridad y devoción por los demás.

Otra acción de Nicolás que demostró el espíritu generoso de su ser es el siguiente relato. Un hombre que tenía tres hijas no las pudo casar por falta de dote y decidió entonces entregarlas a la prostitución pues ya no tenía como alimentarlas, Nicolás tomo conocimiento del hecho. Una noche dejó una bolsa con monedas de oro en la chimenea de la casa del hombre para poder casar a una hija, en los siguiente días dejó otra bolsa similar para poder casar a la otra hija, cuando depositaba la tercera bolsa para que se case la tercera hija el padre de estas sorprendió a Nicolás y le agradeció con lagrimas aquella acción generosa.

Luego de esto Nicolás repartió su riqueza entre los pobres y se fue hacia Myra para ser sacerdote. Tiempo después tras la muerte de su tío también llamado Nicolás obispo de Myra, el cabildo no lograba ponerse de acuerdo sobre el sucesor, y deciden que sea la providencia la que elija, el primer sacerdote que entre en el templo será el próximo obispo. La sorpresa de Nicolás fue verse nombrado obispo nada más entrar por la puerta del templo.

Participó en el Concilio de Nicea, condenando las doctrinas de Arrio, quien se negaba a admitir el dogma de la divinidad de Cristo. Para combatir los errores, utilizaba una dulzura exquisita, logrando grandes y sinceras conversiones, a pesar de su discreto talento especulativo y orador que tanto gusta a los orientales. Sin embargo, cuando se trataba de proteger a los más débiles de los poderosos, San Nicolás, a pesar de su avanzada edad, actuaba con gran arrojo y vigor.

Su relación con los niños nace de una historia que indica que un criminal acuchilló a varios niños, entonces el santo rezó por ellos y obtuvo su curación casi inmediata. Pero además, Nicolás tenía especial inclinación por ayudar a los niños.

Uno de los milagros más sorprendente es el de haber resucitado por su intercesión a tres niños que habían caído de un árbol y muerto al instante. También se le atribuye el milagro de los tres niños sacrificados para dar de comer a los clientes de un hostelero, siendo devueltos a la vida por intercesión del santo. Motivo por el cual se le representa con tres niños a su lado, en una cubeta.

A pesar de ser anciano, seguía viajando, evangelizando y entregando juguetes a los niños para recordar a todos que en Navidad recibimos el mejor de los regalos a través de Cristo, la esperanza de la Salvación Eterna.